Que debemos de tomar cuenta para un jardín interno

En una época de innovación y progreso, no se necesita ser todo un experto en el arte y la decoración para llevar dentro de tu casa un pequeño jardín interno. El secreto consiste en aprovechar los recursos que tengas se tengan al alcance, empezando por ese espacio dentro de la casa que se haya escogido para decorar. A la hora de escoger tus plantas y flores para decorar, un consejo es que se compren aquellas que perduren en distintos sitios. Las manualidades son algo que también a tener en cuenta para alegrar y decorar el jardín, por lo que vamos a hablar de algunas que se pueden poner en práctica.

Ya que estamos hablando del  jardín interno, se podría sólo darle un leve giro al uso de algún mueble que ya estaba antes en ese espacio pero que se pensaba botar, restaurándolo. Si se determina que el jardín interno es natural, se debe recordar que hay que cuidarlo con el mismo empeño que uno de exterior, por lo que hay que proveerse de nutrientes de calidad.

 jardín interno

Si se van a poner flores en el jardín interno, es importante elegir su color para que combine con el resto de nuestra decoración, y que quede bien, por ejemplo, con el detalle de la pintura de la pared o los adornos que tienes puestos sobre el mueble.

El punto de partida siempre va a ser establecer las necesidades; esto es muy importante. Hay que pensar en la utilidad de cada espacio, y así podrás adaptar tu jardín interno a él. De día o de noche, con las actividades que se realicen, se debe tener un ambiente controlado que encaje con el cuidado de las plantas. Lo recomendable es delimitarlo con algún tipo de borde u otro elemento, o ideas de mayor escala, como hacer una habitación interna con paredes de vidrio.

Como regla general se intenta utilizar tres elementos distintos que resalten entre ellos, en lugar de apegarse por uno solo. Por ejemplo, lo mejor sería combinar algún tipo de piedras que se vean bien en el espacio del suelo donde se van a poner, junto con algunas plantas tupidas o de gran follaje para cerrar con pequeñas flores de un color llamativo y que contraste con el de los otros dos elementos para crear un punto de atención delicado.

 jardín interno

Si se tiene mucha fijación por los colores vivos, la recomendación es abstenerse de utilizar solamente dos colores para poner arreglos florales, ya que en nuestro caso estos se tratan de espacios un poco más grandes que un simple florero y que tendrán un uso de mucho más tiempo.

Se puede comprar una selección de revistas o ver imágenes por internet; marcar o guardar aquellas que hayan llamado la atención es una buena idea. No importa se quiere algo tradicional o más impactante, todos los arreglos que se puedan realizar en el exterior pueden ser llevados al interior. Están por ejemplo pequeños jardines colgantes dispuestos en pallets, o se puede anexar alguna fuente, e incluso algún camino con losas. El límite sólo lo determina la persona.

Leave a Reply

Be the First to Comment!

Notify of
avatar
wpDiscuz